Consejos para viajar en avión con tu bebé

Si vas a viajar con tu bebé en avión es recomendable que no te olvides de indicarlo antes de hacer la reserva, ya que además del conveniente descuento; tendrás la posibilidad de elegir un menú especial para tu pequeño, un asiento a su medida y su propio chaleco salvavidas (por si acaso). Algunas compañías aéreas también poseen cunas para los viajes largos, lo cual hará que se sienta en al avión como en su propia casa.

Otra cosa de la que no puedes olvidarte es el pasaporte de tus hijos, consulta al gobierno de tu país al menos un mes antes de la salida para realizar los trámites necesarios.

Planea el viaje atentamente. Para viajar con niños es necesario que el viaje sea: divertido, adecuado a sus necesidades de descanso, actividad, etc…, también es aconsejable que evites los países con enfermedades tropicales, ya que los bebés poseen pocas defensas contra ellas y por supuesto el viaje tiene que ser un viaje que divierta a toda la familia!!! Por eso planealo con tiempo, elige de antemano los sitios que vais a visitar y asegúrate de que los hoteles poseen las facilidades que puedes necesitar.

Prepara un botiquín con todas las medicinas que necesites y vacuna a tu pequeño contra las enfermedades de ese país. Nunca viene mal una visita al pediatra antes de salir para asegurarse de que el niño goza de una buena salud y para plantearle las dudas que puedas tener. Aprovecha esta consulta para conseguir el teléfono de un buen pediatra en tu lugar de destino. Y recuerda que más vale que te sobren medicinas que no que te falten. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar…
No hagas cambios drásticos en la rutina o alimentación de tu hijo antes del viaje. El cambio de ambiente es lo suficientemente difícil y no quieres añadirle más molestias.

Lleva contigo el equipo necesario: asiento para el coche, biberones, pañales, cucharas, comida, toallas, agua, abrigo, crema protectora, algún juguete para que se entretenga y todo lo demás que se te pueda ocurrir. No vendría mal preparar una maleta de viaje para el bebé, así podremos echar mano de ella más fácilmente.
Si la compañía con la que viajas no dispone de menús infantiles, prepara la comida antes de salir y llévate cuchalliras y vasos desechables, así siempre estarán limpios.

Y eso es todo, ahora sólo queda desearos un feliz viaje.


Comments are closed.