Problemas de socialización en los niños

Antes de determinar si existe dificultades en las formas como nuestros pequeños se comportan en un ambiente diferente al hogar y como inician su proceso de socialización, debemos reconocer que la personalidad de cada individuo se forja desde la crianza, desde el entorno en el que vivimos, los modelos que tenemos y en incluso las experiencias familiares.

El nivel de socialización que tengamos, ya seamos considerados como personas tímidas o extrovertidas,  tendrá que ver entonces con nuestro primer agente socializador que es la FAMILIA, la cual se encarga de manera progresiva de:

-          Orientar sobre la forma de con-vivir con otros

-          Dar las primeras pautas acerca de leyes, normas y tradiciones

-          Facilitar el acercamiento y entendimiento de valores como el respeto por lo propio y lo del otro

-          Brindar confianza y seguridad para alimentar una sana autoestima.

Es a raíz aproximadamente de los 3 años que las condiciones físicas y psicológicas se inician para que el pequeño o la pequeña empiecen a socializar, caminar y hablar interactuando con otros. Sin embargo, si no se promueve desde la familia sentimiento de confianza y el amor, existe la posibilidad de que la socialización se vea dificultada por conductas de inseguridad, dependencia, falta de autoestima entre otros.

Entre las recomendaciones de los expertos se encuentran:

  • Estar en permanente contacto con los educadores para saber cuál es el comportamiento de niño en la escuela, si allí se relaciona bien con otros niños o si presenta dificultades de socialización para poder ayudarlo a superarlas
  • Promover que el niño participe de actividades grupales artísticas o deportivas
  • Acudir habitualmente con el niño a lugares donde haya otros niños
  • Es muy importante tener presente que sobre todo cuando los niños no son conocidos, les lleva un rato entrar en clima y lograr jugar animadamente. Por ello es fundamental darles el tiempo necesario.
  • No obligar al niño a participar en juegos o actividades con otros niños, si manifiesta no tener ganas o no querer, ya que puede resultar mucho peor, él decidirá cuando es el momento de hacerlo

Los padres son los primeros agentes de socialización para el niño y el ejemplo de ellos, por ello es fundamental que prediquen con el ejemplo siendo ellos seres sociales, que gustan de juntarse con amigos, asistir a eventos, reuniones donde hay mucha gente etc. haciendo partícipe al niño de todas ellas.


Comments are closed.